Chilenos consumimos el doble de sal recomendada por la OMS y elevamos riesgo de hipertensión y ACV

Chilenos consumimos el doble de sal recomendada por la OMS y elevamos riesgo de hipertensión y ACV

26 Febrero 2018

La norma recomendada por la entidad internacional indica que el consumo límite diario para una persona adulta debería ser de máximo 5 gramos

Especial Mi Voz >
authenticated user Editor

La sal es un elemento que nos ayuda a  sazonar muchas de nuestras comidas, pero por otra parte, también es causante de muchas  enfermedades. Una de las condiciones de salud más complicadas a las que nos lleva el consumo excesivo de sal es la hipertensión, la que a su vez es causante de la emergencia que causa más muertes en Chile: El Accidente Cerebrovascular (ACV).

La segunda entrega de resultados de la última Encuesta Nacional de Salud (2016/17) arrojó un peligroso dato: Los chilenos consumimos casi el doble de sal- 9,4 gramos- que la norma recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) , la que indica que el consumo límite diario para una persona adulta debería ser de máximo 5 gramos. Además,   no sólo es la cantidad que se consume, también se ha revelado cuántas personas no siguen las pautas alimentarias al respecto, la ENS demostró que el 98% de los chilenos mayores de 15 años consumen esos 9,4 gramos.

¿En qué alimentos está presente la sal?

Un alimento alto en sal es rico en sodio. Entonces, no se engañe:  no es bueno sólo referirse a la sal que añadimos a nuestras comidas, existen muchos alimentos que son altos en sodio y que forman parte del consumo diario de los chilenos sin percatarnos del total.

En su recomendación para bajar el consumo de sodio, la OMS señala que este componente se encuentra en una gran variedad de alimentos. “El sodio no solo se encuentra en la sal de mesa, sino también de forma natural en una gran variedad de alimentos, como la leche, la nata, los huevos, la carne y los mariscos. También se encuentra en cantidades mucho mayores en los alimentos procesados, como panes, galletas saladas, carnes procesadas como el tocino y aperitivos como los pretzels, las bolitas de queso y las palomitas de maíz, así como en condimentos como la salsa de soja, la salsa de pescado y los cubitos o pastillas de caldo”, se señala desde la entidad internacional.

Hipertensión y riesgo de Accidente Cerebrovascular

La organización Mundial para la salud, también entrega algunos datos respecto a la mortalidad asociada a la hipertensión, indicando que, “se estima que en 2016 murieron 17,6 millones de personas afectadas por enfermedades cardiovasculares, lo que representa el 32% de todas las muertes registradas en el mundo. La tensión arterial alta (hipertensión) es un factor de riesgo importante de las enfermedades cardiovasculares, en especial de los ataques cardiacos y los accidentes cerebrovasculares”.

Cabe señalar que es importante disminuir la ingesta de sodio en nuestra dieta. Respecto a las sospechas o padecimientos de hipertensión -la mayor parte del tiempo un problema “silencioso”-  la mejor forma de evitar que conduzca a una cardiopatía o ACV es realizarse chequeos constantes y tratarla.