Biógrafa de Don Francisco revela los casos de abuso de poder y acoso sexual del animador

06 Julio 2018

Laura Landaeta aseguró que Mario Kreutzberger mantiene un círculo de personas que lo protege.

La oPiñón >
authenticated user Editor

La escritora y periodista Laura Landaeta, autora de "Don Francisco: Biografía no autorizada de un Gigante", reveló detalles de los casos de acoso sexual y abuso de poder del animador de Sábado Gigante, Mario Kreutzberger.

Landaeta a través de una columna publicada en El Mostrador, comentó que el animador "escondido en la entretención y la solidaridad, ha generado a su alrededor un halo de impunidad frente al abuso de poder y el acoso".

De acuerdo a la investigación desarrollada por la periodista, Don Francisco "cambiaba favores sexuales en camarines por televisores, lavadoras y electrodomésticos" y aseguró que las mujeres que trabajaban con él lo tildan de "peligroso".

"'Había que caminar con el poto en la pared', recuerdan hasta hoy medio en broma, medio en serio", expresó.

Landaeta escribió que si bien "hubo casos de acoso desmedido y abuso de poder, según los numerosos testimonios que recogí a lo largo de la investigación", precisó que Kreutzberger mantiene un "círculo de protección" compuesto por rostros y líderes de opinión que reaparecen para la Teletón.

"El abuso y el acoso, en el mundo de la entretención televisiva, no partió con Abreu ni con Nicolás López, partió con Don Francisco", manifestó la escritora.

Sexo por regalos

Laura Landaeta relató que el animador de Sábado Gigante se hizo conocido en la década de los 80 por cambiar sexo por favores y regalos, siendo denunciando en 1994 por la modelo mexicana Ana Isabel Gómez.

Pero el caso que detalla que el animador intentó violarla en marzo de 1989 en uno de los hoteles Sheraton de Miami finalizó con un silencioso acuerdo económico.

Además la periodista compartió lo sucedido con la cantante argentina Nanci Guerrero quien acusó a Kreutzberger de "conductas indecorosas". Ella no le permitió y "fue vetada y perseguida por el animador".

Demanda de paternidad

Una de las recordadas historias que narró, fue la de Rosa Mundaca, quien siendo menor de edad acusó que el animador era el padre de su hijo, Patricio Flores Mundaca.

Kreutzberger fue demandado por paternidad y tuvo que hacerse un exámen de ADN para comprobar el relato de Rosa. 

Los resultados fueron negativos, pero Landaeta comentó que el expediente desapareció y las muestras fueron proporcionadas por Don Francisco sin verificadas. 

La periodista añadió que "para colmo, el que señala ser su hijo, acusó a su abogado de recibir dinero del animador a cambio de su silencio, dinero que nunca le llegó a él y que, asegura, jamás habría aceptado".