6 claves para el desarrollo de proyectos de energía comunitaria

6 claves para el desarrollo de proyectos de energía comunitaria

16 Diciembre 2015

Ya es una tendencia en el mundo que sean las propias comunidades, como juntas de vecinos o barrios, los que se organicen y desarrollen sus propios proyectos de energía a escala local. Los siguientes puntos y una experiencia exitosa, sintetizan cómo llevar a cabo este tipo de iniciativa.

Especial Mi Voz >
authenticated user Editor

Se estima que para el 2030 en Chile el alza de consumo de energía será del 3,5% y 4% anual. Sin duda un desafío país de gran envergadura del cual no pueden estar ajenos sus ciudadanos, barrios y comunidades. 

Ante esta situación, ya es una tendencia en el mundo que sean las propias comunidades, como juntas de vecinos o barrios, los que se organicen y desarrollen sus propios proyectos de energía a escala local, generando planes comunes de eficiencia energética, el compartir la movilización, hacer compras por volumen de leña certificada y hasta el desarrollo de calderas comunitarias que permiten generar entre todos la energía para las viviendas de la comunidad. 

1. Realizar un autodiagnóstico comunitario sólido 

Cuando se habla de energía comunitaria, es clave que se trabaje a partir de las ideas y conocimientos de los vecinos que forman parte de la comunidad. Es necesario darle valor al conocimiento de los mismos vecinos, sus problemáticas y cómo solucionarlas, desde sus atributos y capacidades. 

2. Pasar de ideas individuales a proyectos colectivos concretos 

No sirve solo hacer un buen autodiagnóstico; es muy importante definir cuáles de las ideas que surgen de los vecinos son realmente factibles de realizar. Para eso es esencial que la comunidad posea una conciencia colectiva y que logre proponerse objetivos desde una lógica colaborativa, que apunten al bien común. Esto último, también incide en el impacto que pueden alcanzar en relación a la energía comunitaria. 

3. Identificar los líderes sociales que guiarán los proyectos 

Una cartera de proyectos de energía comunitaria se juega en que sean los propios vecinos de la comunidad quienes continúen los procesos para concretar los proyectos. Por eso, es necesario identificar quienes están dispuestos a ser los líderes buscando oportunidades y motivando a más vecinos a participar de las iniciativas. 

4. Asegurar la viabilidad de los proyectos 

Junto con trabajar desde las ideas de los vecinos, es necesario hacer una alianza con un equipo técnico competente que pueda viabilizar los proyectos, sin hacerlos complejos, pero garantizado que puedan ser implementados. 

5. Generar un plan de incidencia y búsqueda de aliados 

Una vez que tengan los proyectos definidos y viabilizados, es importante que los líderes de la comunidad generen una agenda de trabajo, que incluya un vínculo con las autoridades locales para que apoyen los proyectos, presentación a fondos de inversión o empresas privadas que quieran innovar y hacerse socios de los proyectos. 

6. Asegurar la gobernanza de los proyectos mediante la creación de un convenio de colaboración entre distintas organizaciones. 

Este consorcio o convenio de colaboración entre distintos actores (públicos y privados) permite que el proyecto se pueda elaborar desde las respectivas perspectivas, experiencias y quehaceres de cada organización, aumentando también la pertinencia y validez del proyecto. Además, el apoyo de los diversos actores es fundamental para la futura sostenibilidad y financiamiento de los proyectos.  

Las 6 claves aplicadas en una experiencia exitosa

Una experiencia exitosa de este tipo de proyectos es liderada por los dirigentes de la Junta de Vecinos Las Vertientes y del Comité de Vivienda, del sector Fundo El Carmen, en la Ciudad de Temuco. Es en esta iniciativa donde, bajo la metodología de trabajo desplegada por la Fundación Proyecto Propio, con más de 10 años en el desarrollo de metodologías comunitarias, se generó una cartera de 9 proyectos comunitarios. En esta se destaca el “patio de leña” que busca tener un espacio de secado de leña comunitario para mejorar la eficiencia y disminuir las emisiones que son un tema muy relevante en la ciudad de Temuco. 

Este proyecto se desarrolló gracias al trabajo en consorcio, donde al liderazgo de la junta de vecinos, se sumó la Fundación Proyecto Propio, Fundación Avina, EBP Chile, el Municipio de Temuco, la Asociación de Consumidores y Usuarios del Sur y la Embajada Suiza. 

En la siguiente presentación puedes revisar la cartera de proyectos desarrollados.

Para saber más, puedes revisar:

¿Qué son los proyectos de energía comunitaria?

Por qué apostar por los proyectos de energía comunitaria