14 de febrero San Valentín: ¿Mascotas, un mal regalo para el día de los enamorados?

14 Febrero 2013
Corresponsal La... >
authenticated user Corresponsal

Aunque regalar un cachorro de perro o gato para San Valentín puede parecer una buena idea, la realidad indica lo contrario. Por lo general, los animales que se entregan de forma no planificada ni consultada, se transforman en una molestia y terminan en la calle o, en el mejor de los casos, abandonados en un refugio.

Según los especialistas, las  personas no entienden que a diferencia de un peluche, un animal tiene necesidades. Además de comer y dormir, los cachorros requieren de atención veterinaria y dedicación. Es decir el  dueño debe destinar dinero y tiempo para la crianza del cachorro.

Al elegir un animal como regalo de último minuto no se considera si el entorno al que está destinado está dispuesto a cambiar sus rutinas y aceptar una nueva responsabilidad.

Recuerde que hacerse cargo de una mascota es una responsabilidad. Eso implica que las personas que decidan comprar, o lo que es mejor, adoptar una, deben  tener claro que estas  pueden vivir más de 15 años y que durante ese tiempo los deben alimentar, llevar al médico y educar.

De acuerdo a experiencias de médicos veterinarios, lamentablemente es común que dos o tres meses después de Navidad o de fechas como el 14 de febrero, se les pida ayuda a los veterinarios para ubicar al cachorro que ya creció, no pueden cuidar y se volvió un problema porque rompió el jardín o se comió varios pares de zapatos. Asimismo, las agrupaciones de protección animal reciben más llamadas de quienes buscan deshacerse de un animal. Otros, con menos escrúpulos, simplemente los abandonan a su suerte en comunas  rurales o  en una plaza.