Una institución que funciona: Servicio Electoral de Chile

Una institución que funciona: Servicio Electoral de Chile

06 Noviembre 2020

El Servicio Electoral nació en 1925 bajo el nombre de Conservador del Registro Electoral, y como toda institución a lo largo de su historia ha ido cambiando, pero una cosa le ha caracterizado: la fiabilidad de sus procedimientos.

María Teresa Valeria >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Invitado

Escuchamos del Servel cada cierta cantidad de años, para las elecciones municipales, las presidenciales, las senatoriales y las de diputados. Pero el Servicio Electoral nació en 1925 bajo el nombre de Conservador del Registro Electoral, y como toda institución a lo largo de su historia ha ido cambiando, pero una cosa le ha caracterizado: la fiabilidad de sus procedimientos.

Te puede interesar: Participación electoral en Chile: Percepciones sobre el Plebiscito 2020

El Servicio Electoral de Chile, es una institución autónoma constitucionalmente desde 2015, y es la encargada de la administración, supervigilancia y fiscalización de los procesos electorales y plebiscitarios en nuestro país. Comparado con otros organismos electorales, el Servel cumple una labor eficiente en cada una de las elecciones: resultados oficiales en el mismo día, elecciones regularizadas y transparentes.

El domingo 25 de octubre, los ciudadanos y las ciudadanas de Chile decidíamos si aprobábamos el inicio de la redacción de una nueva constitución o no. Había expectación, y ansiedad por conocer los resultados. Somos Chile, y una de las instituciones que funciona bien es el Servicio Electoral (Servel).

Desde las 21:00 hrs aproximadamente pudimos comenzar a conocer oficialmente los resultados de uno de los momentos institucionales más históricos del último tiempo. A eso de las 23:00 hrs ya estaban escrutadas alrededor del 90% de las urnas, y el día lunes 26 de octubre el presidente del Servel con el 99,85% de las mesas escrutadas entregaba el resultado definitivo del Plebiscito, indicaba que el 78,27% de los electores optaron por la opción Apruebo y junto a ello el mecanismo de redacción elegido era la Convención Constitucional con un 78,99%.

Si hay algo que debemos tener en consideración en la redacción de la nueva constitución, es resguardar instituciones autónomas como esta, que permitan que las elecciones democráticas venideras sigan siendo transparentes y confiables.

Te puede interesar también: El acceso a la vivienda: Un sueño severamente no alcanzable, pero realmente necesario