Plebiscito Nacional 2020: ¿Por qué es importante ir a votar?

Plebiscito Nacional 2020: ¿Por qué es importante ir a votar?

24 Septiembre 2020

El 25 de octubre se realizará el proceso para decidir el futuro de nuestra constitución política.

Chile >
authenticated user

Casi un mes falta para el 25 de octubre, fecha que se realizará el Plebiscito Nacional 2020 para determinar el futuro de la Constitución Política de nuestro país.

Nota relacionada: Plebiscito 2020: ¿Aún puedo cambiar mi domicilio electoral?

Si bien es totalmente voluntario ir a votar, ya que no hay una obligación legal para participar en la consulta ciudadana, destacamos la importancia de votar en nuestro país.

Leer también: Plebiscito 2020: ¿Cuándo sabré si soy vocal de mesa y mi local de votación? 

El Servel explica que "La participación electoral resulta fundamental para el funcionamiento de la democracia en cualquier país del mundo, pero es más decisiva cuando se trata de países como Chile, que aún tiene problemas de integración y superación de sus niveles de pobreza y carencias en parte de su población, pues permite que el sistema político tenga legitimidad y estabilidad. Ambas condiciones son imprescindibles para que un proceso de desarrollo se logre de forma sostenida en un plazo largo, e incluyendo y abarcando los intereses y necesidades de todos los sectores sociales".

¿Por qué también es importante que vote la mayor cantidad de personas?

El Servel agrega que es importante que vote la mayor cantidad de personas, de todas las edades, lugares, condiciones socioeconómicas y niveles educativos para que estén representados todos los que integran una comunidad, para que sus problemáticas y necesidades sean adecuadamente representadas en la gestión de las autoridades del poder ejecutivo y en el parlamento, así como también una mayor participación electoral conlleva a que las autoridades cuenten con un mayor respaldo ciudadano.
En Chile votan pocas personas y las que lo hacen están concentradas en algunos lugares, pertenecen a determinados niveles socioeconómicos y educativos y esto provoca que en nuestro país esté ocurriendo lo que se observa también en otras democracias: que mientras sea menor la participación electoral más desigual es la representación, ya que los votantes tienden a concentrase en los grupos más acomodados y que tienen mayores niveles educativos.