Cristián Monckeberg: “La DC está en el lugar equivocado y hay que rescatarla de la Nueva Mayoría”

01 Junio 2014

Luego de la esperada victoria de la lista encabezada por el diputado de Renovación Nacional, la nueva directiva realizó su primera actividad pública para marcar posiciones respecto de los acuerdos que impulsará.

Radio U. de Chile >
authenticated user

Las principales misiones que tendrá la nueva directiva de Renovación Nacional serán restituir la paz interna del partido y reconquistar el electorado, con miras a las elecciones municipales de 2016, la primera gran prueba que mostrará los verdaderos efectos de la división y fuga de militantes de la colectividad que cumplió 27 años de existencia.

Para lograr estos dos grandes objetivos, Cristián Monckeberg primero tendrá que limar las asperezas que dejó Carlos Larraín, en sus ocho años de gestión. El nuevo líder del partido tendrá que luchar contra el personalismo y potenciar su círculo, para no quedar bajo la sombra de Andrés Allamand, Manuel José Ossandón y Sebastián Piñera.

Además, Monckeberg deberá buscar alianzas regionales y fortalecer liderazgos locales. Resguardar la pertenencia al partido de los integrantes de la otra lista, “Poder Regional”, será fundamental para no perder peso respecto de su segundo objetivo: la elección de concejales y alcaldes.

La conformación diversa de la directiva, integrada por parlamentarios, alcaldes, concejales y consejeros regionales, además de ex funcionarios de gobierno, busca mayor unidad en los distintos niveles de representación.

Si bien hay críticas a la gestión Piñera y se reconocen errores importantes en la conducción de Larraín, Monckeberg pertenece a la generación que se siente orgullosa de haber llegado a La Moneda. A sólo un día de conseguir la presidencia de RN, el nuevo presidente ya piensa en 2017.

“A la izquierda sabemos cómo enfrentarla y ya la derrotamos, y vamos a hacer que este gobierno de la nueva Mayoría sea un paréntesis, entre lo que fue el gobierno del presidente Piñera y el futuro gobierno de la Alianza. Lo vamos a volver a derrotar, pero con respuestas nuestras, con planteamientos nuestros y con los pies bien puestos en la calle”, planteó.

Asimismo, apuntó a que “ese va a ser el desafío de Renovación Nacional en estos años que se vienen, y ese es el desafío que también queremos empujar a nuestro sector, a nuestra coalición política”.

Monckeberg ha sido uno de los defensores de la política de los acuerdos impulsada por Carlos Larraín, estrategia que los mantiene dentro del debate, pese a su posición minoritaria en el Congreso, pero que genera roces con la Unión Demócrata Independiente.

“La Democracia Cristiana está en el lugar equivocado”, enfatizó. Si bien a RN le preocupa su relación inestable con la UDI, la prioridad parece ser avanzar en acuerdos con la DC. “Somos los mismos divididos en cuatro y así no llegamos a La Moneda”, afirmó el parlamentario.

En ese contexto, aseguró que “la Democracia Cristiana está incómoda en la Nueva Mayoría, por lo que creo que hay que empezar una suerte de rescate y salvataje de la DC, de esa Nueva Mayoría que la tiene capturada y que la tiene con camisa de fuerza. Eso se va a producir con el tiempo. Para eso hay que hacer reformas importantes, como cambio al sistema electoral y otros cambios que permitan ese tipo de nuevos acomodos y nuevas coaliciones”.

En la misma línea, el secretario general Mario Desbordes, quien asegura cierto nivel de continuidad interna, indicó que deben incorporar más actores a la coalición, y el primer paso sería llegar a un acuerdo con el PRI.

“No estamos buscando dividir, eso está pasando de manera natural”, dijo Desbordes en relación a las discrepancias ideológicas entre la DC y el Partido Comunista.

“No sé si toda la DC, pero hay un sector que yo sé que está incómodo, porque converso harto con ellos. Me tocó trabajar en forma estrecha con dirigentes de la Democracia Cristiana que hoy integran incluso la cúpula de ese partido, en el proceso de trabajo de las reformas políticas. Porque no solo fue el binominal, hicimos también propuestas de reforma al sistema presidencial y de gobierno, y puedo asegurar que muchos de ellos están muy incómodos por la forma avasalladora con que se los está tratando”, explicó.

Por su parte, el jefe de la bancada de diputados de RN, Nicolás Monckeberg, señaló que durante el período de instalación del gobierno, “ha quedado en evidencia que los une un interés de pacto electoral más que de convicciones”.

“Y ya llegará el momento en que en este país se construyan las alianzas en base a las ideas y los valores. Y cuando llegue ese momento, estoy convencido, al igual que el nuevo presidente del partido, que la Democracia Cristiana tiene muchas coincidencias con Renovación Nacional, que este país necesita una gran alianza de centro”, aseveró.

En lo inmediato, durante esta semana el trabajo de la directiva nacional se concentrará en establecer una fuerte oposición a las reformas que impulsa el gobierno de Michelle Bachelet, como también a las iniciativas legislativas en materia valórica que los distancian de la Nueva Mayoría.

Esto, a la espera de la ratificación oficial que se realizará en el consejo general, a desarrollarse el próximo 21 y 22 de junio.