Reflexiones acerca de la costanera de Villarrica

Reflexiones acerca de la costanera de Villarrica

27 Marzo 2008
Los errores hay que corregirlos !!!
Manuel Gaete >
authenticated user Corresponsal
En el origen del proyecto, absolutamente todos, llámese Municipalidad, Ministerio de OOPP. , ciudadanía, incluso la empresa consultora externa que se adjudicó el proyecto (Ingelog), coincidíamos en que el proyecto contemplaba NO CORTAR NINGÚN ÁRBOL, o si se quiere, mantener todos los árboles existentes en el sector, a excepción de los sauces que estaban en la playa. Es por esto, que nunca se mencionó, por nadie, el tema de los árboles, se daba por descontado que esto sería así.
 
El problema se origina, a mi entender, en un error de dibujo al diseñar el proyecto, ya que los planos indican claramente la zona de boldos como una zona que no se toca, y que al momento de RE-PLANTEAR el proyecto en terreno, "pasa a llevar" la primera línea de boldos.
 
Es absurdo pensar que el proyecto contemplara ex-profeso cortar sólo la primera línea, cuando el bosque de boldos forma una unidad en si misma, es un organismo, no se puede cortar un árbol sin dañar gravemente al del lado, sus raíces, sus ramas que se complementan con las de su hermano vecino.
 
Error de proyecto 
 
Es por esto que si es un error de proyecto, hay que CORREGIRLO, independientemente de las modificaciones que hemos estado planteando desde hace tres años, y de las cuales la Municipalidad, la Corporación de Desarrollo de Villarrica, y la Corporación de Arquitectos de A.L. estaban plenamente de acuerdo, y cuya petición fue firmada por la propia Alcaldesa.

Modificar, levemente el trazado de la carretera, haciéndole el quite a los árboles, no tan solo mejorará  la calidad paisajística del sector, salvando nuestro principal patrimonio natural, sino que de paso produciría el efecto de hacer que la velocidad de diseño de la carretera fuera efectivamente de 60 km por hora.
 
A la Municipalidad le consta como también le consta a Rolf Köster, a Juan Carlos Campino, a Rodrigo Calcagni, a Jaime Betancourt, y a mí, que, en las conversaciones que sostuvimos con el MOP, se nos aseguró, fehacientemente, que iniciados los trabajos de construcción, se procedería a implementar las modificaciones necesarias al proyecto. Me parece sorprendente, que ahora, la Municipalidad desconozca el acuerdo contraído con y por el MOP.
La Municipalidad tiene no tan sólo el derecho a exigirlo, sino también el deber de hacerlo.
 
Si realmente existe la voluntad de ejecutar un proyecto de mejor calidad ( y no tiene que ser tu ideal de costanera) es posible hacer las modificaciones necesarias, es solo cuestión de sentarse a conversar, trabajar junto al MOP y a la Empresa Constructora. Estamos dispuestos a ello.
 
Espero que el sueño que hemos tenido todos los habitantes de Villarrica, de tener una Costanera, no se convierta en una pesadilla de carretera que nos haya privado de tener algún dia una costanera soñada.

Manuel Gaete Winkelmann

Presidente Corp. Arquitectos Araucanía Lacustre
 
Etiquetas: