Temuco, ¡lo vivo!

Contaminación del aire, hoyos en las calles, barrios residenciales que se ven afectados por la irrupción del comercio y falta de actividades culturales que lleguen a los estratos medios y bajos de la población son sólo algunas de las problemáticas de nuestra ciudad.

Imagen de Pato Chandía
1,967 Lecturas
06 de Septiembre, 2011 16:09

Temuco, ¡lo vivo!

Contaminación del aire, que ha superado más de 30 veces la norma en el año 2011, hoyos en las calles, barrios residenciales que se ven afectados por la irrupción del comercio y falta de actividades culturales que lleguen a los estratos medios y bajos de la población son sólo algunas de las problemáticas que afectan a nuestra hermosa ciudad.

Este último tiempo he estado pensado en cómo ha cambiado mi querido Temuco, pero el hecho que me llevó a escribir esta columna, es el siguiente: caminaba en un día de lluvia apurado hacia el hospital de la Universidad Mayor, 19.30 hrs. y me moja una micro que pasó sus ruedas a gran velocidad sobre uno de los innumerables “eventos” que abundan en nuestra ciudad y que con la lluvia se tornan simplemente insoportables. Miro la parte posterior del bus y veo una gigantografía que  reza, TEMUCO, CIUDAD DE CONVENCIONES Y NEGOCIOS. TEMUCO, ¡LO VIVO!, con una foto que invita a pensar en una ciudad pujante y sin problemas.  He ahí que, pasado a humo, mojado y tratando de saltar de una vereda a otra, dije basta, o sea, basta de mentiras y frases baratas, si nos estamos ahogando y las autoridades bien gracias, las poblaciones se inundan con una facilidad increíble, las calles están simplemente horribles (y eso que se pagan los permisos de circulación) y las autoridades hacen vista gorda, muy gorda. Qué decir de la falta de acceso a la cultura de los sectores más vulnerables de nuestra comuna, que se tienen que conformar con un par de funciones de ensayo en el Teatro Municipal y el eterno Joe Vasconcelos en el aniversario de Temuco.

Ahora bien, si hablamos de contaminación la cosa se pone fea, sabían uds. que el 95% de la contaminación del aire que respiramos es PM2,5 e inclusive menor, esto significa que son partículas finísimas que entran más profundamente a las vías respiratorias, es más, el consumo de leña aumentó en casi un 68% y el 93% de la contaminación viene del uso de leña para calefacción residencial, o sea, no tenemos conciencia de lo que estamos haciendo para nuestros hijos y la autoridad, que podría contribuir, como mínimo,  con planes de educación ambiental apegados a nuestra realidad, se rige a la malla país, que es absolutamente diferente a la nuestra, considere sólo un punto, la contaminación en Santiago es por industrias y transporte, sólo el 15% es producto de la combustión de leña húmeda.

Lo que más queda en nuestra memoria auditiva, es el uso de leña seca y certificada, pero realmente eso cuesta un ojo de la cara y la certificación pasa por un estándar poco claro, ahora eso tiene una explicación, la leña está asociada a la generación de más de 230 mil empleos en el país, cifra no menor, considerando la actual cifra de desocupados, o sea, si no se permite el funcionamiento de negocios dedicados a la leña por la mala calidad de su producto, se contribuye al desempleo.

Ud. se preguntara ¿cuál es la solución?, de hecho si la tuviera la daría, pero experiencias internacionales, como en Francia y en USA, hablan como primer punto educación (generar conciencia) y como otro acápite importante subvención a la calefacción y fiscalización; otras cosas más técnicas como aislación térmica. Somos tan dados para copiar tonteras de los gringos y no somos capaces de tomar estos ejemplos básicos. (Nota: Se había implementado un proceso de fiscalización a la calidad de la leña y se había anunciado un proceso de fiscalización y control a los equipos de combustión, pero ninguna de esas cosas se está haciendo)

En otros puntos, es insostenible que tampoco se haga nada respecto a las inundaciones en calles de amplios sectores de nuestra ciudad, Pedro de Valdivia, Av. Alemania, San Martín, O’Higgins, Barros Arana, etc. Eternos ríos que molestan invierno tras invierno, hay lugares en que por más de 60 años es prácticamente imposible atravesar, si no es en balsa y ¿qué hacemos? nada, ¿quién levanta la voz por los ciudadanos? Nadie, a menos que no sea con fines políticos. Y de verdad, al conversar con personas comunes y corrientes como Ud. o como yo, la gran mayoría se muestra cansado y con la apatía propia de no ser escuchado por años; estamos cansados de que algunos que se dicen preocupados por el bien de la comunidad, luego de acceder a algún carguillo, olviden la lucha que lo llevo a estar ahora con su billetera llenita y su guatita más redonda.

¿De quién, es la responsabilidad?, ¿Gobierno central, regional o comunal? Eso da lo mismo, por que cuando una autoridad quiere hacer su pega, se pasa por el traste la “burrocracia” y mueve cielo, mar y “barro”, para cumplir su labor; aquí eso es lo que pasa, hay falta de ganas de hacer la pega y esperar menos dividendos personales por hacerla, o acaso no son servidores públicos. TEMUCO, ¡LO VIVO!, ¡LAS PELOTAS!

(Sigue a Pato Chandía en Twitter @patochandia)

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Un Comentario

Comentarios en Facebook

Imagen de Ramon Santibañez

Bien Pato, la voz de los sin

Bien Pato, la voz de los sin voz??

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.