La dominación social debe dar paso a la armonía, el balance y la equidad

Somos una economía que genera importantes ganancias en forma macro-económica, pero que no producen valor agregado a nada, solo exportamos materias primas, lo que nos hace poco sustentables en el tiempo, muy dependientes de la globalización y de la realidad económica de otros países.
Imagen de Andrés Gillmore Evers
667 Lecturas
13 de Julio, 2012 01:07
Galería de Lucy Nieto

Hasta hace poco nos considerábamos un ejemplo, un país serio, sin grandes complicaciones sociales, con una ciudadanía tranquila y estable, con un camino cierto. En teoría pensábamos por décadas que íbamos bien. Hoy todo cambio y nos hemos transformado en un país que es un polvorín social en cada esquina. Nos acostumbramos a la funas a las marchas que hoy son parte de nuestra vida diaria, lo vemos como algo normal. Todos los días muy a pesar nuestro, nos vamos enterando detalles escabrosos de cómo durante décadas han sido vulnerados nuestros derechos más básicos, que con el pasar de las semanas y de los meses nos vamos enterando de cosas nuevas que de verdad son sorprendentes, transformando nuestra realidad, que ni en los peores sueños nos imaginamos y hoy muy a pesar y a pesar de todo tenemos que lidiar con esa triste y dura realidad y aun así tener que seguir adelante bajo la tutela de los que nos han traicionado todos estos años.

Somos una economía que genera importantes ganancias en forma macro-económica, pero que no producen valor agregado a nada, solo exportamos materias primas, lo que nos hace poco sustentables en el tiempo, muy dependientes de la globalización y de la realidad económica de otros países. Bajo ningún aspecto es la mejor via hacia días mejores, todo lo contrario, es un llamado de atención al modelo actual de desarrollo, que si no tenemos la capacidad de entenderlo y dar la respectiva y necesaria vuelta de tuerca el futuro es incierto. Nuestros recursos naturales lamentablemente están bajo la jurisdicción de empresas extranjeras y no tenemos actualmente en forma legal ningún poder sobre ellos, que presuponen es el gran desafío de los próximos años para las futuras administraciones, al tener que recuperar esos recursos para el país y de encontrar la estrategia de cómo aplicados en su uso sustentable, logramos la proyección deseada y la verdadera sustentabilidad social y económica que todos queremos.

Hoy nos encontramos con habitantes oprimidos por un modelo de desarrollo frio, falto de sentido común y de humanismo que esta totalmente desbalanceado, imbuido en una profunda crisis existencial de representatividad, que lo demuestra claramente como contamos en la actualidad con siete candidatos a la Moneda en pleno mandato del actual Pdte, a dos largos años de terminar su periodo, que reflejan esta crisis y nos abofetea a la cara a todos los ciudadanos, habiendo tantas cosas por hacer y arreglar. Pero en ves de eso nos encontramos con políticos más preocupados de mantenerse que de trabajar en pos de mejorar la realidad actual, en total concomitancia con los medios de comunicación, usados por los grupos económicos para manipular y extorsionar atraves de la información, a una ciudadanía que tiene cosas mucho más importantes en que pensar, como de quien será el próximo candidato a la presidencia.

Todo lo que se hablaba del milagro chileno en términos económicos, no fue más que una mera ilusión, un castillo de naipes realizado por “magos” de la economía, que escondieron bajo el sombrero las verdaderas razones e implicancias de ese supuesto milagro. Por políticos, autoridades y empresarios que aliados con ellos, nos expusieron a la triste verdad, que habíamos creado una forma de desarrollo, sin buenas costumbres, faltos de sentido común y de ética profesional.

Los habitantes de Chile tomamos conciencia de esta realidad de la peor forma posible sin anestesia y nos dimos cuenta de que lo que queremos es un camino muy distinto al que nos llevan los políticos actualmente, vamos totalmente a contra mano del modelo actual y de los políticos que nos representan. Por un modelo depredador más que desarrollador, por políticos que dicen representarnos, pero que solo demuestran un egoísmo desacerbado que los exponen sin tapujos ante una sociedad que perdió la paciencia y no cree en ellos.

Necesitamos crear un modelo con más modernidad y una mayor madures, que permita un estado más equilibrado, menos soberbio, más trabajador, preocupados por los bienes del país y de sus habitantes. Con políticos, empresarios y funcionarios aliados a la ciudadanía en total concordancia ajustándose a esta nueva concepción del hacer. Con un Estado más soberano en todo sentido y empoderado dueño de sus recursos naturales, en el entendimiento que en base a esa nueva forma se fundamentara el bien del futuro, con un planteamiento más balanceado, equitativo y de acuerdo con la realidad actual del mundo al cual nos enfrentamos.

El problema radica sustancialmente y esta es la gran falla del sistema, que nuestros políticos se aferran al poder y no quieren soltar prenda, sin la capacidad de entender su verdadera función y que no pueden pretender perpetuarse en un modelo de desarrollo que necesita pasar a su próxima etapa. Ellos son parte del pasado y tienen a fin de cuentas que darle cabida al futuro.

Ningún modelo de ninguna especie menos uno económico dura para siempre, menos el chileno, que sustentado en el consumo y en el libre mercado en franca decadencia. Chile representa el último eslabón del salvajismo económico que se retira y tendrá que dar paso a un modelo más balanceado y más autónomo. Se debe saber entender que el proceso de maduración social que hoy vivimos en Chile es definitivo, no hay vuelta atrás. Todo lo que se pretenda hacer en su contra al retardar su llegada de nada servirá, el cambio llego para quedarse y tenemos que adaptarnos a estas nuevas circunstancias todos y no solo algunos.

El objetivo de final de una sociedad de las características de la nuestra, es que debe dejar de usar el paradigma de la “dominación social” como base de sustentación, eso ya no funciona, es ideología del pasado en el mundo del futuro. Debemos conseguir la armonía y la equidad, con un modelo exponiendo su pubertad que ya no es aceptada, por una pubertad que comenzó en los años noventa y que solo terminara cuando el proceso actual se finiquite y el mundo político entienda que ha llegado el momento de retirarse y dejar entrar a la siguiente generación, que sostendrán el nuevo fundamento y que ante todo  refleje este nuevo escenario, entregando las garantías suficientes a una ciudadanía empoderada  en el conocimiento de su propia realidad que espera más, mucho más, donde la verdad verdadera es un reflejo de su propia identidad.

Etiquetas

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.