Día del Niño: El mundo mágico de la infancia

Imagen de Juan Lama Ortega
559 Lecturas
05 de Agosto, 2012 01:08

El 12 de Agosto en algunos paises latinoamericanos celebramos el día del Niño. Por ese motivo y en vista del sufrimiento infantil tan grande en nuestro tiempo, hemos querido recordar  casi con nostalgía que cuando pequeños a la mayoría nos gustaba jugar fuera de casa, distraernos con la arena, las mariposas, las piedras o una sencilla flor. Un mundo mágico nos envolvía y captaba nuestros sentidos abiertos al mundo, abierto a todo. Pocos habíamos escuchado hablar de los llamados seres de la naturaleza o ángeles guardianes, sin embargo, nos sentíamos protegidos y albergados en ese mundo que nos envolvía y en el que ahora como adultos podemos valorar sin error, que realmente algo o alguien nos cuidaba.

Hace algunos años cayó en mis manos un libro titulado «Liobaní: Yo cuento. Y tú, ¿me escuchas?» de la Editorial Vida Universal, cuyo contenido, según parece, procedían de un ángel que hablaba a los niños de esta Tierra. Sus palabras las encuentro muy valiosas, no sólo para el desarrollo emocional y posteriormente espiritual de los niños, sino también para padres y educadores que deseen transmitir a los pequeños unos valores éticos más elevados. El ángel del que hablamos se dirigía así a los niños : «Querido niño, el espíritu protector no se aparta de tu lado. Él se esfuerza por servirte y ayudarte, para que te conviertas en un habitante útil de esta Tierra, que ame a los hombres, animales, plantas y piedras, todo lo que la Tierra lleva de vida»

En la Declaración de los derechos del Niño, aprobada en 1959 por la Asamblea General de la ONU, podemos leer algo parecido bajo el principio séptimo : «Al niño se le dará una educación que favorezca su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro util de la sociedad». El espíritu altruista de esta declaración coincide aquí con aquellas palabras del ángel, que más adelante  continuará diciendo: «Tu ángel guardián ha sido puesto a tu lado por Dios, tu Padre. Él desea que hagas que tu alma luminosa se vuelva aún más luminosa y que la fuerza de tu alma fluya al mundo».

¡Qué gran alivio para un padre terrenal saber que nuestros hijos tienen un ángel protector! Y qué alegría saber por extraño que parezca que existen testimonios escritos actuales de un ángel espiritual, llamado en este caso Liobaní, que cuenta y aclara a niños, adolescentes y jóvenes cómo crecer y avanzar en este mundo de una forma más positiva, abierta y alegre.

Si como adultos no nos olvidaramos de esa realidad espiritual, que nos sigue acompañando de por vida, tal vez sería mucho más fácil afrontar los días, envueltos de una fuerza espiritual diferente, la seguridad interna que nos enseñan los niños por esa unidad natural con su entorno.

 

Vida Universal

Juan Lama Ortega

www.editorialvidauniversal.com

 

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.