Subalimentación en Latinoamérica: El granero del mundo todavía tiene hambre

Según el reporte Panorama 2014, publicado por la FAO, Latinoamérica es la primera y única región que ha alcanzado la meta de los Objetivos del Milenio relacionada a la prevalencia del hambre al tiempo que cumplió la meta de reducción del hambre absoluto.

Imagen de Avina
Por Avina
927 Lecturas
24 de Febrero, 2015 08:02
FOTO: Galería Flickr (cc) Horticulture Group

La meta 1c de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) busca reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la prevalencia de las personas con hambre en el mundo. Hasta el 2014, Latinoamérica ha logrado reducir esta proporción desde el 14,4% al 5,1% superando consistentemente la meta. La Cumbre Mundial de Alimentación (CMA) por su parte propone -en el mismo periodo- reducir a la mitad el número absoluto de personas con hambre. También aquí los latinoamericanos han superado la meta propuesta pasando de 60,3 millones en 1990 a 29,5 millones de personas subalimentadas para 2014.

Sin embargo, a nuestros vecinos en el mundo no les está yendo tan bien. En el Caribe, la prevalencia de la subalimentación se ha reducido pero pasando solamente del 27,0% al 20,1% de la población. Las cifras del hambre absoluto en dicha región son igualmente preocupantes: El número absoluto de personas con hambre se ha reducido en aproximadamente 600 mil, pasando 8,1 a 7,5 millones. El mundo en su conjunto ha disminuido el hambre desde el 18,7% al 11,3%, por lo que aún existen 805 millones de personas hambrientas.

El avance contra el hambre en Latinoamérica

Graf1-ICTXT-59

Cuando comparamos el avance relativo de los países de la región podemos observar por una parte que 9 países ya han alcanzado el 100% del objetivo de reducción de la subalimentación: Argentina, Brasil, Chile, México, Uruguay, Venezuela, Nicaragua, Panamá y Perú. Entre ellos cabe mencionar a los 6 primeros, ya que además de lograr el objetivo han conseguido reducir la prevalencia del hambre por debajo del 5% de la población, porcentaje considerado como un hito de suceso en la lucha contra este mal.

Los casos de Nicaragua y Perú también exigen un destaque especial: ambos países han logrado avances sustancialmente positivos en relación a la situación de partida. En 1990 en Nicaragua el 54,4% de la población sufría hambre. Para el 2014 solo el 16,8% continúa padeciendo este flagelo. De igual manera, Perú pasó de albergar 34,4% de personas con hambre en 1990 a 8,7% el año pasado.

Entre quienes no han alcanzado aún la meta se encuentran 3 países muy cerca de hacerlo en 2015. Bolivia ha avanzado un 97,3% hacia su meta, Honduras un 94,7% y Colombia un 94,4%. Otras 4 naciones han tenido avances limitados y es improbable que lleguen al objetivo en el plazo establecido: Paraguay con 87,15% de avance, Ecuador con 84,5%, El Salvador con 33,3% y Guatemala con 8,0%.

Finalmente, llama la atención el caso de Costa Rica, pues es el único país de la región que ha retrocedido en su lucha contra el hambre. El porcentaje de costarricenses subalimentados se ha incrementado en un 0,7% durante los últimos 24 años (pasando de 5,2% a 5,9%, no obstante, cifra muy cercana al 5,0%).

Latinoamérica es la única región que ha logrado sus objetivos de avance contra el hambre. Este suceso -según la FAO- se debe atribuir a:

  • El compromiso político de los gobiernos.
  • La movilización de toda la sociedad.
  • Un enfoque holístico que combina el refuerzo de los sistemas de protección social con medidas para apoyar la producción, especialmente de la agricultura familiar.
  • El desarrollo y fortalecimiento de marcos legales que permiten consolidar los avances y dotar de recursos presupuestarios a la lucha contra el hambre.

Latinoamérica aún tiene hambre

Si bien las políticas sociales y económicas impulsadas desde los respectivos gobiernos de la región están dando sus frutos, el hambre persiste.

Lo más llamativo de este hecho es que la región es considerada “el granero del mundo”. Los 33 países que componen Latinoamérica más el Caribe disponen de alimentos suficientes para satisfacer los requerimientos mínimos en términos energéticos: la oferta calórica diaria per cápita de la región es de 3.010 calorías, un valor que se encuentra por encima tanto de la media mundial como de los requerimientos calóricos de cualquier grupo etario.

Según José Graziano -creador del programa “Hambre Cero” de Brasil y actual director general de la FAO- la razón por la cual en la región todavía hay 29 millones de personas con hambre no es porque falten alimentos, como en África, sino porque parte de la población no tiene acceso a ellos. “En América Latina hay una disponibilidad de alimentos como no existe en ninguna otra parte del mundo”. Aquí el problema es la distribución de la riqueza y el empleo precario, “porque los salarios son muy bajos debido al excedente de mano de obra”, explicó.

PARA SEGUIR LEYENDO EL INFORME. Pincha aquí.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.